PRESIDENCIA

Dr. Juan Manuel Guillen Benavides

EQUIPO:

Ingeniera Sara Peña – Dr. Jorge Aguilar

.

La Región Arequipa, quien vienen participando en la consolidación de la Gran Región Sur del País, se encuentra en proceso de lograr un adecuado desarrollo socio económico integral sostenible y descentralizado, que representa la identidad cultural de cada provincia y promueve los principales valores éticos y morales en el proceso de la construcción participativa de una nueva sociedad.

Es así que en coordinación con los Gobiernos Locales, se vienen trabajando para mejorar la prestación de servicios básicos, priorizando una atención de calidad, suficiente cobertura en salud y educación, buscando beneficiar principalmente a los  sectores de las poblaciones más desprotegida.

Estas medidas tienen un gran impacto positivo, en el fomento del desarrollo productivo, la lucha contra la pobreza y exclusión social; gestionando de manera responsable, racional y eficiente nuestros recursos y generando oportunidades de crecimiento hacia toda la población, mejorando su calidad de vida.

El Gobierno Regional de Arequipa se ha planteado construir las bases de futuro, a través de la implementación de grandes obras de infraestructura que serán los pilares del desarrollo de la Región.

 

chilina_primera_piedra

 

ACERCA DE AREQUIPA

.

Conocida como la “Ciudad Blanca” por la singular blancura de sus construcciones hechas de Sillar, Arequipa es un extraordinario ejemplo del progreso, rico en paisajes, cultura e historia, convirtiéndola en la ciudad del interior del Pais mas prospera.

En sus tierras podemos apreciar al Majestuoso Nevado-Volcán tutelar, el Misti (que en quechua significa “señor”), el cual es hasta hoy el imponente guardián de los arequipeños durante una trayectoria de siglos que la memoria no puede abarcar.

Vestido de poncho blanco, en todo ese tiempo el Misti ha acogido en sus faldas a una ciudad con una tradición muy enraizada y que hoy se admira no sólo por su hermosa arquitectura, sino por el alma de sus habitantes que la construyó, esa vecindad hospitalaria leal a su tierra, pese a las duras adversidades de la naturaleza.

Del Arequipeño o Characato, conocemos su espíritu emprendedor, rebelde y de absoluta entrega al trabajo; haciendo de un lugar en donde no había oro, sino el desafío del trabajo arduo de agricultura, los andenes de Chilina, levantando más tarde una hermosa ciudad colonial.

Se dice que la tradición es la memoria que una colectividad demuestra en los usos y costumbres de su diario vivir. Los arequipeños agregarían algo más: para ellos la tradición es el puente que los conduce al futuro llevando hacia ese mundo de lo nuevo sus mejores atributos que los han hecho singulares bajo la poderosa sombra del Misti.